Cada vez son más las personas que optan por usar lentillas diarias en Madrid centro. Son una alternativa muy cómoda a las gafas, menos molestas y permiten gozar de una buena visibilidad sin miedo a ver por encima o por debajo del cristal.

No obstante, cuando alguien empieza a usar lentillas diarias en Madrid centro, los primeros días suele sentirse extraño. No deja de ser un elemento que está en contacto directo con los ojos. Por eso conviene tener en cuenta algunas ideas antes de empezar a utilizarlas.

La higiene es un aspecto muy importante, ya que las lentes están en contacto directo con el ojo. Al ponerlas, para evitar cualquier infección ocular, es aconsejable lavarse bien las manos con jabón y secarlas con una toalla que no deje ningún resto. También hay que evitar que entren en contacto con cualquier objeto porque se pueden transmitir gérmenes.

No hay que dormir con las lentillas puestas. Al tener los ojos cerrados, el oxígeno se reduce en gran medida, al igual que la lágrima. Por eso se terminan resecando mucho los ojos si dormimos con ellas. De hecho, no se recomienda usarlas más de 10 horas al día.

En espacios donde haya mucho polvo o algún vapor que pueda resultar nocivo, las lentillas pueden hacer que los daños que provoquen esos elementos sean incluso mayores.

Por supuesto, no se deben usar lentillas más días de los indicados por el fabricante, en función de cada modelo. Pueden terminar dañando los ojos.

Sin duda, las lentillas ofrecen numerosas ventajas. En la Óptica Príncipe hemos atendido a muchos clientes que querían cambiar las gafas por las lentes de contacto. Si estás cansado de utilizar las gafas y buscas una alternativa, consulta a un especialista para que te indique cuál es la mejor opción en tu caso.